Nuevas recetas

5 formas de estropear una frittata y cómo arreglarlas

5 formas de estropear una frittata y cómo arreglarlas



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La frittata, un primo italiano de la tortilla francesa, parece un plato de huevo simple, pero es mucho más técnico de lo que cabría esperar. Sí, una frittata es fácil de cocinar, pero también es fácil de arruinar. Olvídese de engrasar su sartén o cocinar demasiado los huevos, y lo arruinará rápidamente.

Mi ansiedad por los huevos por este plato sin pretensiones se remonta a la escuela culinaria. Durante la segunda semana, también conocida como “Semana del huevo”, abordamos todos los platos de huevo imaginables, desde tortillas hasta quiche y huevos revueltos (otro plato de huevos engañosamente difícil).

Comer sano debería ser delicioso.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas sabrosas y saludables.

Cociné huevos Benedict, Quiche Lorraine y Omelette au Fromage con relativa facilidad, pero el plato final, la frittata, me tomó por sorpresa.

Después de su demostración, el chef-instructor ladró órdenes con su fuerte acento francés antes de dejarnos ir a la cocina. La frittata perfecta es amarilla, ¡no marrón! ¡Cuidado con el calor! ¡No quemes tus frittatas!

¿Nuestra tarea? Para cocinar una frittata impecable de color amarillo soleado con un relleno simple de queso gruyere, cebollas caramelizadas y champiñones.

Desafortunadamente, mi frittata estaba demasiado cocida y esponjosa. La mitad se pegó a la sartén y la otra mitad estaba demasiado dorada en la parte inferior.

Delante de la clase, el instructor se aseguró de que supiera exactamente lo que había hecho mal y exactamente lo que necesitaba para solucionarlo.

Sin embargo, cocinar una frittata todavía me pone nervioso. Un domingo por la mañana reciente, decidí dominarlo, incluso si me tomó 40 intentos fallidos.

Cocinando para uno, necesitaba una sola frittata del tamaño de una porción: la deliciosa y sencilla receta de frittata de col rizada y champiñones de Tim Cebula encaja perfectamente.

Intento # 1

La receta de Tim requiere una sartén de hierro fundido de 8 pulgadas, que no soy de mi propiedad, así que usé una sartén pequeña de acero inoxidable. Después de saltear los champiñones, la col rizada y los huevos juntos, puse la sartén en el asador. Después de quitarlo, volteé la sartén boca abajo para soltar la frittata cocida en una tabla de cortar. UPS.

Intento # 2

Esta vez, usé mi sartén grande de hierro fundido de 10 pulgadas. Cuando lo saqué del asador, me horroricé. Una frittata de dos huevos es simplemente demasiado pequeña para una sartén grande. Panqueque de frittata, ¿alguien?

Intento # 3

Frustrado, compré una sartén de hierro fundido más pequeña (Lodge hace una sartén práctica de 6 ½ pulgadas; encuéntrela en Amazon). Después de agregar los huevos, asé la frittata durante un minuto. Parecía poco cocido, así que lo asé un minuto más. Mientras que la frittata salió limpiamente de la sartén, la parte inferior estaba crujiente y completamente dorada. El interior tenía una textura gomosa, evidenciando una frittata muy recocida. (Abucheo.)

La frittata de Tim pide queso de cabra o feta, pero yo había usado un queso cheddar suave (porque eso es lo que había en mi refrigerador). No pude saborear nada. Había usado una cucharada entera de queso, pero nunca sabrías que estaba allí.

Determinado, hojeé mis antiguas notas de la escuela culinaria. Encontré una página de Egg Week: La frittata debe ser completamente amarilla, NO MARRÓN. Use un queso salado con sabor completo para obtener el mejor sabor.

Intento # 4

Con mis lecciones culinarias (y algunos consejos de Luz de cocción Ann Pittman Taylor, editora ejecutiva de alimentos) fresca en mi mente, le di a la frittata un cuarto intento. Usé el queso correcto: queso feta, controlé el calor de la estufa y asé la frittata durante un minuto. ¡Éxito! Se deslizó fuera de la sartén limpiamente. Los huevos estaban tiernos (sin una especificación de color marrón en la parte inferior) con bolsas de queso feta cremoso.

Hacer una frittata perfecta requiere paciencia, perseverancia, un poco de prueba y error y, en algunos casos, una caja completa de huevos para perfeccionar. Si no clavas el tuyo la primera vez, no te asustes. Piense en ello como una oportunidad para mejorar la próxima vez.

Desde el aula de la escuela culinaria hasta la cocina de mi casa, mis intentos de frittata sufrieron cinco contratiempos importantes. Encuentre cada error a continuación, además de consejos de Ann y yo sobre cómo solucionar cada uno.

Problema n. ° 1: ¡La mitad de mi frittata está pegada a la sartén!

POR QUÉ: Es posible que esté usando el tipo de sartén incorrecto.

LA SOLUCIÓN: Desde mi accidente, una sartén de hierro fundido es mi recipiente preferido para las frittatas. Es naturalmente antiadherente, apto para horno y lleno de potencial para potenciar el sabor. Si bien una sartén de acero inoxidable es ideal para cocinar para todo uso, solo es antiadherente cuando se usa a fuego alto. Debido a que una frittata requiere una cocción a fuego más bajo, una sartén de hierro fundido bien sazonada hace el truco. Si está asando su frittata, Ann desaconseja usar una sartén antiadherente porque no es apta para el horno.

Problema n. ° 2: La parte inferior de mi frittata es demasiado marrón.

POR QUÉ: Es posible que el quemador de su estufa esté demasiado caliente.

LA SOLUCIÓN: Para evitar quemar la parte inferior de su frittata, preste atención al control del calor. Aquí está mi truco: después de saltear los otros ingredientes en su frittata, verifique la temperatura de la estufa antes de mezclar los huevos. Si su sartén está muy caliente, retírela de la estufa durante unos segundos para que se enfríe, luego cocine los huevos suavemente a fuego medio-bajo. Si es posible, deje que la mayor parte de la cocción se realice debajo del asador. Por último, deslizar la frittata fuera de la sartén tan pronto como la saque del horno ayudará a evitar que el fondo se dore.

Problema n. ° 3: Mi frittata es tan plana como un panqueque.

QUIÉN Y DÓNDE: Probablemente su sartén sea demasiado grande.

LA SOLUCIÓN: Si le gusta su frittata en el lado más grueso, opte por una sartén de tamaño más pequeño de lo que cree que necesitaría. Ann siempre considera cuántos ingredientes adicionales agrega a su frittata, ya que es posible que necesite una sartén de tamaño un poco más grande para acomodarlos. Pruebe estas proporciones de confianza:

  • 2 huevos> sartén de 6 a 8 pulgadas
  • 4 huevos> sartén de 8 a 10 pulgadas
  • 6 huevos> sartén de 10 a 12 pulgadas

Problema n. ° 4: Mi frittata es gomosa y se desmorona.

POR QUÉ: Probablemente cocinaste demasiado los huevos.

LA SOLUCIÓN: Ann tiene un truco ingenioso para huevos perfectamente cocidos: retire la frittata del horno cuando los huevos todavía estén un poco sueltos en el centro. Déjelo reposar a temperatura ambiente durante unos minutos para que cuaje por completo antes de cortarlo.

Problema n. ° 5: agregué queso, ¡pero no puedo probarlo!

POR QUÉ: Probablemente no esté usando el queso adecuado.

LA SOLUCIÓN: Al hacer una frittata, especialmente una más saludable, desea un queso más salado y sabroso. No necesitará consumir mucho y también ahorrará calorías, grasas y sodio en general. El sabor salado fuerte del queso feta o el queso de cabra funciona bien, así como también de un queso añejo más duro como el parmesano. Ann también recomienda probar el queso azul.


Cuota Todas las opciones para compartir para: El nuevo libro de Jamie Oliver ofrece "Maneras" para salir de la rutina de la cocina pandémica.

Para escribir su nuevo libro de cocina, “7 Ways”, Jamie Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3.000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes. Arthur Mola / Invision / AP

NUEVA YORK - Jamie Oliver sabe que uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los cocineros caseros no es la monotonía de las compras, la tarea de picar o el desorden de fregar. Son aplicaciones de entrega.

Lo que él llama la uberización de la industria alimentaria ha llevado a familias cansadas a pedir la cena para entregar o recoger. "Nunca ha sido más fácil arreglar esa necesidad de comida con solo hacer clic en un botón", dijo.

Oliver espera inspirar a los cocineros caseros con su libro número 24, "7 Ways", que él llama su libro de cocina más enfocado en el lector hasta el momento. Promete el máximo sabor con el mínimo esfuerzo.

"Si puedo escribir una receta que sea deliciosa y te dé muchas opciones y emoción, y sé que probablemente ya tengas los ingredientes en tu refrigerador, eso tiene que ser bastante poderoso", dijo el chef inglés.

El libro llega durante una pandemia mundial, y Oliver espera que ofrezca más opciones a los cocineros caseros atribulados. Señala que las ventas de utensilios de cocina y productos para hornear se han disparado.

Esta imagen de portada publicada por Flatiron Books muestra "7 formas: ideas fáciles para todos los días de la semana", de Jamie Oliver. Flatiron Books a través de AP

"Si usted mismo cocina desde cero, las posibilidades de ahorrar dinero son enormes", dijo. "Incluso las comidas para llevar baratas son bastante caras cuando las compras para cuatro personas".

Para escribir el libro, Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes, que incluyen pechuga de pollo, salmón, camarones y papas.

Luego desarrolló siete nuevas recetas para resaltar a cada uno de los 18 héroes. Para el salmón, hay tacos y un po 'boy. Para los huevos, tiene una frittata inspirada en la India y bollos de huevo. Para los champiñones, hay un risotto, una sopa y un sofrito de ternera.

También miró los platos para llevar más populares y trató de replicar su sabor. Él los llama "falsificaciones" y hay docenas de recetas, que incluyen carne de cerdo agridulce, fideos de camarones picantes y una pizza de salchicha.

"Intentaré escribir una receta que pueda atraerte para que pruebes. Y, en última instancia, de eso se trata: tratar de mantener vivas las habilidades culinarias ", dijo.

Oliver se ha convertido en un nombre familiar para la promoción de alimentos sostenibles y saludables desde que protagonizó "The Naked Chef" de la BBC, en la que redujo la comida a lo esencial, utilizando ingredientes y técnicas simples. Más tarde se familiarizó con el público norteamericano con programas de Food Network como "Jamie at Home".

En “7 Ways”, Oliver ha limitado la cantidad de ingredientes que los cocineros caseros necesitan para cada plato a ocho, y ha probado nuevas ideas, informados por muchos consumidores que dijeron que estaban atrapados en la rutina de la comida.

"Estoy tratando de representar diferentes métodos de cocción, diferentes costos y diferentes colores, diferentes perfiles de sabor", dijo. "Uno de mis trabajos en este libro fue intentar ayudar a celebrar el ingrediente, pero romper la monotonía del mismo plato todas las semanas".

Los datos mostraron algunas cosas interesantes, como que la batata y el aguacate eran más populares de lo que se pensaba inicialmente. En el Reino Unido se vendieron más aguacates que naranjas el año pasado, y Oliver hace más que cortarlos en una ensalada: hace una salsa holandesa de aguacate, una tempura de aguacate y hornea aguacates con camarones.

También aborda una verdura notoriamente difícil: la berenjena o berenjena en Gran Bretaña. Ocupa un lugar central como uno de los 18 héroes, junto con la carne de res y el pollo.

“Decidimos qué hacer con las papas de muchas maneras maravillosas. Nunca supimos realmente qué demonios hacer con las berenjenas ”, dijo. "Lo que traté de hacer en ese capítulo es ver cómo se pueden cocinar para que la piel esté crujiente y la carne cremosa, cómo se pueden cocinar al vapor o usarlas en un ragú o usarlas para poner capas de cosas hermosas".

Una cosa a la que Oliver se ha ido acostumbrando es a incluir algunos ingredientes prefabricados, como pesto en frascos o pasta de curry, y a veces apoyarse en verduras congeladas.

“Nunca lo hubiera hecho hace siete años. Tuve que superarme ", dijo riendo. “También hay un poco de ego en la cocina. Intento controlar el mío ".

Oliver es realista. “Desearía vivir en un mundo donde todos tuvieran tiempo para hacer su propia pasta”, dijo. Luego agregó: "Sabes, los guisantes congelados son mucho mejores que los guisantes frescos nueve de cada diez veces".


No ordene. Sumérgete en el nuevo libro de cocina de Jamie Oliver

NUEVA YORK (AP) - Jamie Oliver sabe que uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los cocineros caseros no es la monotonía de las compras, la tarea de picar o el desorden de fregar. It & # 39s aplicaciones de entrega.

Lo que él llama la uberización de la industria alimentaria ha llevado a familias cansadas a pedir la cena para entregar o recoger. "Nunca ha sido más fácil arreglar esa necesidad de comida con solo hacer clic en un botón", dijo.

Oliver espera inspirar a los cocineros caseros con su libro número 24, "7 Ways", que él llama su libro de cocina más enfocado en el lector hasta ahora. Promete el máximo sabor con el mínimo esfuerzo.

"Si puedo escribir una receta que sea deliciosa y te dé muchas opciones y emoción, y sé que probablemente ya tengas los ingredientes en tu refrigerador, eso tiene que ser bastante poderoso", dijo el chef inglés.

El libro llega durante una pandemia mundial, y Oliver espera que ofrezca más opciones a los cocineros caseros atribulados. Señala que las ventas de utensilios de cocina y productos para hornear se han disparado.

"Si usted mismo cocina desde cero, las posibilidades de ahorrar dinero son enormes", dijo. "Incluso las comidas para llevar baratas son bastante caras cuando las compras para cuatro personas".

Para escribir el libro, Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes, que incluyen pechuga de pollo, salmón, camarones y papas.

Luego desarrolló siete nuevas recetas para resaltar a cada uno de los 18 héroes. Para el salmón, hay tacos y un chico po. Para los huevos, obtuvo una frittata de inspiración india y bollos de huevo. Para los champiñones, hay un risotto, una sopa y un sofrito de ternera.

También miró los platos para llevar más populares y trató de replicar su sabor. Él los llama "falsificaciones" y hay docenas de recetas, que incluyen cerdo agridulce, fideos de camarones picantes y una pizza de salchicha.

"Intentaré escribir una receta que pueda atraerte para que pruebes. Y, en última instancia, de eso se trata: tratar de mantener vivas las habilidades culinarias ", dijo.

Oliver se ha convertido en un nombre familiar para la promoción de alimentos sostenibles y saludables desde que protagonizó "The Naked Chef" de la BBC, en la que redujo la comida a lo esencial, utilizando ingredientes y técnicas simples. Más tarde se familiarizó con el público norteamericano con programas de Food Network como "Jamie at Home".

En “7 Ways”, Oliver ha limitado la cantidad de ingredientes que los cocineros caseros necesitan para cada plato a ocho, y ha probado nuevas ideas, informados por muchos consumidores que dijeron que estaban atrapados en la rutina de la comida.

"Estoy tratando de representar diferentes métodos de cocción, diferentes costos y diferentes colores, diferentes perfiles de sabor", dijo. "Uno de mis trabajos en este libro fue intentar ayudar a celebrar el ingrediente, pero romper la monotonía del mismo plato todas las semanas".

Los datos mostraron algunas cosas interesantes, como que la batata y el aguacate eran más populares de lo que se pensaba inicialmente. En el Reino Unido se vendieron más aguacates que naranjas el año pasado, y Oliver hace más que cortarlos en una ensalada: hace una salsa holandesa de aguacate, una tempura de aguacate y hornea aguacates con camarones.

También aborda una verdura notoriamente difícil: la berenjena o berenjena en Gran Bretaña. Ocupa un lugar central como uno de los 18 héroes, junto con la carne de res y el pollo.

“Decidimos qué hacer con las papas de muchas maneras maravillosas. Nunca supimos realmente qué demonios hacer con las berenjenas ”, dijo. "Lo que traté de hacer en ese capítulo es ver cómo se pueden cocinar para que la piel esté crujiente y la carne cremosa, cómo se pueden cocinar al vapor o usarlas en un ragú o usarlas para poner capas de cosas hermosas".

Una cosa a la que Oliver se ha ido calentando gradualmente es a incluir algunos ingredientes prefabricados, como pesto en frascos o pasta de curry y, a veces, apoyarse en verduras congeladas.

“Nunca lo hubiera hecho hace siete años. Tuve que superarme ", dijo riendo. “También hay un poco de ego en la cocina. Intento controlar el mío ".

Oliver es realista. “Desearía vivir en un mundo donde todos tuvieran tiempo para hacer su propia pasta”, dijo. Luego agregó: "Sabes, los guisantes congelados son mucho mejores que los guisantes frescos nueve de cada diez veces".


Tu dices frittatas y yo digo frittate

Para Una vez, fui la cocinera principal y la lavadora de botellas de mamá. Viviendo justo al lado, Zia poseía una invitación permanente, así que eran las 3 para cenar la mayoría de las noches. Ahora, puedo cocinar una buena cena, como seguramente todos podemos, pero lo que no puedo hacer es estimar el tamaño de la porción. Una de mis cenas podría alimentar a 6 personas con la misma facilidad que a 2 o 3. No es un problema aquí en casa porque no me importa comer sobras. Si hago lo suficiente para 6 porciones, las comeré todas en el transcurso de los próximos días y no lo pensaré dos veces. Sin embargo, realmente no podía hacer eso cuando cocinaba para mamá y Zia, y como resultado, después de unos días su refrigerador estaba lleno de sobras. Y si crees que podría desperdiciar comida en esa cocina, bueno, como diría mamá, & # 8220 & # 8217 tienes otra cosa en camino & # 8217! & # 8221 Entra en la frittata.

Una frittata es un plato a base de huevo, cuyos ingredientes solo están limitados por la imaginación de uno. Supongo que probablemente hay miles de recetas de frittate en la web, aunque todavía tengo que buscar una. Cuando era niño, mamá solía usar su caponata sobrante para hacerme una frittata para el almuerzo los viernes. Una vez que estuve por mi cuenta, continué haciéndolos porque los encontré más fáciles de hacer que una tortilla doblada elegante, pero aún mejor que una mezcla de huevos revueltos con un montón de ingredientes.

Entonces, con un refrigerador lleno de sobras, decidir hacer una frittata en ese entonces era una obviedad. En las últimas semanas, me encontré en la misma situación, habiendo asado un jamón para Semana Santa y luego, desafortunadamente, tuve que preparar pasta con burrata varias veces debido a dificultades con la cámara. (Esa es mi historia y yo me mantengo fiel a ella.) Por mucho que disfruto de los sándwiches de jamón y con la frecuencia que caliento la pasta, necesitaba un cambio y de nuevo me volví a frittate.

Hay algunas cosas en común con cualquier frittata que haya hecho. Hay huevos, por supuesto, y siempre hay algún tipo de almidón, ya sea pasta o patatas. Las cebollas, los champiñones, los tomates y prácticamente cualquier otra verdura, tanto cruda como previamente cocida, podrían meterse en la sartén. Casi siempre agrego queso rallado de algún tipo y a menudo también se incluye carne. Una vez que todo está en la sartén y los huevos comienzan a cuajar, la sartén y su contenido se colocan en un horno precalentado donde se hornea la frittata hasta que esté lista. Se saca del horno, se coloca en una fuente para servir, se adorna y se sirve con un trozo de pan y sopa o ensalada.

Para el frittate presentado aquí, utilicé una sartén de hierro fundido de 8 pulgadas. Para una sartén de este tamaño, probablemente debería haber usado 9 huevos, en lugar de 6, y el plato habría subido un poco más. Sin embargo, al cocinar para mí, sentí que 6 huevos eran suficientes. Como mencioné, normalmente agrego tomates frescos pero, en esta época del año, es casi imposible encontrar tomates frescos sabrosos. Los omití pero, en el pasado, usé tomates secados al sol. Por último, muy a menudo los frittate se rematan debajo del asador. Aunque los había preparado de esa manera, también me había olvidado de ellos y saqué algo que tenía más en común con un malvavisco asado que con una frittata. Para mí, el horno es una apuesta más segura, pero el asador sigue siendo una opción para ustedes, personas con cualquier tipo de memoria a corto plazo. Simplemente cocine la frittata encima de la estufa unos minutos más y & # 8212 aquí & # 8217 es la parte complicada & # 8212 verifíquela con frecuencia una vez que haya estado debajo del asador durante 5 minutos.

Dices patatas y yo digo patate.

Receta de frittata con pasta, broccolini y mozzarella ahumada

Precaliente su horno a 375 ° F (190 ° C). En una sartén caliente a fuego medio-alto, coloque unas cucharadas de la grasa para cocinar de su elección. Usé grasa de tocino. Una vez caliente, agregue un poco de cebolla picada, champiñones en rodajas y tallos de broccolini crudos picados. Sazone ligeramente con sal y pimienta y saltee hasta que las cebollas estén translúcidas, los champiñones tengan un poco de color y los tallos de los broccolini estén suaves. Agregue los floretes de broccolini y continúe salteando por otros 3 o 4 minutos. Agregue la pasta, mezcle bien y saltee hasta que esté bien caliente. Agregue un poco más de aceite si es necesario. Mientras tanto, rompa los huevos en un tazón grande y bata. Agregue unas onzas de queso rallado & # 8212 Usé mozzarella ahumada & # 8212 y mezcle bien. Una vez que la pasta esté caliente, vierta la mezcla de huevo y queso en la sartén y, trabajando rápidamente, use una cuchara plana para asegurarse de que esté distribuida uniformemente. Baje el fuego a medio y cocine hasta que los huevos comiencen a cuajar. Retirar de la estufa y colocar en el medio del horno precalentado. Frittata está lista cuando todos los rastros de huevo crudo han desaparecido de la superficie ahora coloreada & # 8212 por lo general alrededor de 20 minutos, pero comience a verificar a los 15. Retire del horno, cubra con una fuente más grande que la circunferencia de la sartén y # 8217s, y gire rápidamente el sartén & # 8217s contenido en el plato. Adorne con más queso rallado y sirva.


No ordene. Sumérgete en el nuevo libro de cocina de Jamie Oliver

NUEVA YORK - Jamie Oliver sabe que uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los cocineros caseros no es la monotonía de las compras, la tarea de picar o el desorden de lavar la ropa. It & # 8217s aplicaciones de entrega.

Lo que él llama la uberización de la industria alimentaria ha llevado a familias cansadas a pedir la cena para entregar o recoger. "Nunca ha sido más fácil arreglar esa necesidad de comida con solo hacer clic en un botón", dijo.

Oliver espera inspirar a los cocineros caseros con su libro número 24, "7 Ways", que él llama su libro de cocina más enfocado en el lector hasta el momento. Promete el máximo sabor con el mínimo esfuerzo.

"Si puedo escribir una receta que sea deliciosa y te dé muchas opciones y emoción, y sé que probablemente ya tengas los ingredientes en tu refrigerador, eso tiene que ser bastante poderoso", dijo el chef inglés.

El libro llega durante una pandemia mundial, y Oliver espera que ofrezca más opciones a los cocineros caseros atribulados. Señala que las ventas de utensilios de cocina y productos para hornear se han disparado.

"Si usted mismo cocina desde cero, las posibilidades de ahorrar dinero son enormes", dijo. "Incluso las comidas para llevar baratas son bastante caras cuando las compras para cuatro personas. & # 8221

Para escribir el libro, Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3.000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes, que incluyen pechuga de pollo, salmón, camarones y papas.

Luego desarrolló siete nuevas recetas para resaltar a cada uno de los 18 héroes. Para el salmón, hay & # 8217s tacos y un po & # 8217 boy. Para los huevos, él & # 8217s consiguió una frittata inspirada en la India y bollos de huevo. Para los champiñones, hay & # 8217s un risotto, una sopa y un salteado de ternera.

También miró los platos para llevar más populares y trató de replicar su sabor. Él los llama "falsificaciones" y hay docenas de recetas, que incluyen carne de cerdo agridulce, fideos de camarones picantes y una pizza de salchicha.

"Intentaré escribir una receta que pueda atraerte para que pruebes. Y, en última instancia, de eso se trata: tratar de mantener vivas las habilidades culinarias ", dijo.

Oliver se ha convertido en un nombre familiar por la promoción de alimentos sostenibles y saludables desde que protagonizó "The Naked Chef" de la BBC, en la que redujo la comida a lo esencial, utilizando ingredientes y técnicas simples. Más tarde se familiarizó con el público norteamericano con programas de Food Network como "Jamie at Home".

En “7 Ways”, Oliver ha limitado la cantidad de ingredientes que los cocineros caseros necesitan para cada plato a ocho, y ha probado nuevas ideas, informados por muchos consumidores que dijeron que estaban atrapados en la rutina de la comida.

"Estoy tratando de representar diferentes métodos de cocción, diferentes costos y diferentes colores, diferentes perfiles de sabor", dijo. "Uno de mis trabajos en este libro fue tratar de ayudar a celebrar el ingrediente, pero romper la monotonía del mismo plato de siempre cada semana".

Los datos mostraron algunas cosas interesantes, como que la batata y el aguacate eran más populares de lo que se pensaba inicialmente. En el Reino Unido se vendieron más aguacates que naranjas el año pasado, y Oliver hace más que cortarlos en una ensalada: hace una salsa holandesa de aguacate, una tempura de aguacate y hornea aguacates con camarones.

También aborda una verdura notoriamente difícil: la berenjena o berenjena en Gran Bretaña. Ocupa un lugar central como uno de los 18 héroes, junto con la carne de res y el pollo.

“Decidimos qué hacer con las papas de muchas maneras maravillosas. Nunca supimos realmente qué demonios hacer con las berenjenas ”, dijo. “Lo que traté de hacer en ese capítulo es ver cómo se pueden cocinar para que la piel esté crujiente y la carne cremosa, cómo se pueden cocinar al vapor o usarlas en un ragú o usarlas para colocar capas de cosas hermosas”.

Una cosa a la que Oliver se ha ido acostumbrando es a incluir algunos ingredientes prefabricados, como pesto en frascos o pasta de curry, y a veces apoyarse en verduras congeladas.

“Nunca lo hubiera hecho hace siete años. Tuve que superarme ", dijo riendo. “También hay un poco de ego en la cocina. Intento controlar el mío ".

Oliver es realista. “Ojalá viviera en un mundo donde todos tuvieran tiempo para hacer su propia pasta”, dijo. Luego agregó: "Sabes, los guisantes congelados son mucho mejores que los frescos nueve de cada diez veces".


Olvídese de las aplicaciones de entrega. Utilice este tiempo de cuarentena para sumergirse en el nuevo libro de cocina de Jamie Oliver.

Jamie Oliver sabe que uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los cocineros caseros no es la monotonía de las compras, la tarea de picar o el desorden de fregar. Son aplicaciones de entrega.

Lo que él llama la uberización de la industria alimentaria ha llevado a familias cansadas a pedir la cena para entregar o recoger. "Nunca ha sido más fácil arreglar esa necesidad de comida con solo hacer clic en un botón", dijo.

Oliver espera inspirar a los cocineros caseros con su libro número 24, "7 Ways", que él llama su libro de cocina más enfocado en el lector hasta ahora. Promete el máximo sabor con el mínimo esfuerzo.

"Si puedo escribir una receta que sea deliciosa y te dé muchas opciones y emoción, y sé que probablemente ya tengas los ingredientes en tu refrigerador, eso tiene que ser bastante poderoso", dijo el chef inglés.

El libro llega durante una pandemia mundial, y Oliver espera que ofrezca más opciones a los cocineros caseros atribulados. Señala que las ventas de utensilios de cocina y productos para hornear se han disparado.

“Si usted mismo cocina desde cero, las posibilidades de ahorrar dinero son enormes”, dijo. "Incluso las comidas para llevar baratas son bastante caras cuando las compras para cuatro personas".

Para escribir el libro, Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes, que incluyen pechuga de pollo, salmón, camarones y papas.

Luego desarrolló siete nuevas recetas para resaltar a cada uno de los 18 héroes. Para el salmón, hay tacos y un po 'boy. Para los huevos, tiene una frittata inspirada en la India y bollos de huevo. Para los champiñones, hay un risotto, una sopa y un sofrito de ternera.

También miró los platos para llevar más populares y trató de replicar su sabor. Él los llama "falsificaciones" y hay docenas de recetas, que incluyen carne de cerdo agridulce, fideos de camarones picantes y una pizza de salchicha.

"Intentaré escribir una receta que pueda atraerte para que pruebes. Y, en última instancia, de eso se trata: tratar de mantener vivas las habilidades culinarias ", dijo.

Oliver se ha convertido en un nombre familiar para la promoción de alimentos sostenibles y saludables desde que protagonizó "The Naked Chef" de la BBC, en la que redujo la comida a lo esencial, utilizando ingredientes y técnicas simples. Más tarde se familiarizó con el público norteamericano con programas de Food Network como "Jamie at Home".

En “7 Ways”, Oliver ha limitado la cantidad de ingredientes que los cocineros caseros necesitan para cada plato a ocho, y ha probado nuevas ideas, informados por muchos consumidores que dijeron que estaban atrapados en la rutina de la comida.

"Estoy tratando de representar diferentes métodos de cocción, diferentes costos y diferentes colores, diferentes perfiles de sabor", dijo. "Uno de mis trabajos en este libro fue intentar ayudar a celebrar el ingrediente, pero romper la monotonía del mismo plato todas las semanas".

Los datos mostraron algunas cosas interesantes, como que la batata y el aguacate eran más populares de lo que se pensaba inicialmente. En el Reino Unido se vendieron más aguacates que naranjas el año pasado, y Oliver hace más que cortarlos en una ensalada: hace una salsa holandesa de aguacate, una tempura de aguacate y hornea aguacates con camarones.

También aborda una verdura notoriamente difícil: la berenjena o berenjena en Gran Bretaña. Ocupa un lugar central como uno de los 18 héroes, junto con la carne de res y el pollo.

“Decidimos qué hacer con las papas de muchas maneras maravillosas. Nunca supimos realmente qué demonios hacer con las berenjenas ”, dijo. “Lo que traté de hacer en ese capítulo es ver cómo se pueden cocinar para que la piel esté crujiente y la carne cremosa, cómo se pueden cocinar al vapor o usarlas en un ragú o usarlas para colocar capas de cosas hermosas”.

Una cosa a la que Oliver se ha ido calentando gradualmente es a incluir algunos ingredientes prefabricados, como pesto en frascos o pasta de curry y, a veces, apoyarse en verduras congeladas.

“Nunca lo hubiera hecho hace siete años. Tuve que superarme ", dijo riendo. “También hay un poco de ego en la cocina. Intento controlar el mío ".

Oliver es realista. “Desearía vivir en un mundo donde todos tuvieran tiempo para hacer su propia pasta”, dijo. Luego agregó: "Sabes, los guisantes congelados son mucho mejores que los frescos nueve de cada diez veces".


No ordene. Sumérjase en el nuevo libro de cocina de Jamie Oliver & # 8217

NUEVA YORK (AP) - Jamie Oliver sabe que uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan los cocineros caseros no es la monotonía de las compras, la tarea de picar o el desorden de fregar. It & # 8217s aplicaciones de entrega.

Lo que él llama la uberización de la industria alimentaria ha llevado a familias cansadas a pedir la cena para entregar o recoger. "Nunca ha sido más fácil arreglar esa necesidad de comida con solo hacer clic en un botón", dijo.

Oliver espera inspirar a los cocineros caseros con su libro número 24, "7 Ways", que él llama su libro de cocina más enfocado en el lector hasta el momento. Promete el máximo sabor con el mínimo esfuerzo.

"Si puedo escribir una receta que sea deliciosa y te dé muchas opciones y emoción, y sé que probablemente ya tengas los ingredientes en tu refrigerador, eso tiene que ser bastante poderoso", dijo el chef inglés.

El libro llega durante una pandemia mundial, y Oliver espera que ofrezca más opciones a los cocineros caseros atribulados. Señala que las ventas de utensilios de cocina y productos para hornear se han disparado.

“Si usted mismo cocina desde cero, las posibilidades de ahorrar dinero son enormes”, dijo. "Incluso las comidas para llevar baratas son bastante caras cuando las compras para cuatro personas. & # 8221

Para escribir el libro, Oliver examinó una gran cantidad de datos para encontrar los 3000 alimentos más comunes. Redujo la lista a 18 ingredientes clave, o héroes, que incluyen pechuga de pollo, salmón, camarones y papas.

Luego desarrolló siete nuevas recetas para resaltar a cada uno de los 18 héroes. Para el salmón, hay & # 8217s tacos y un po & # 8217 boy. Para los huevos, él & # 8217s consiguió una frittata inspirada en la India y bollos de huevo. Para los champiñones, hay & # 8217 un risotto, una sopa y un salteado de ternera.

También miró los platos para llevar más populares y trató de replicar su sabor. Él los llama "falsificaciones" y hay docenas de recetas, que incluyen carne de cerdo agridulce, fideos de camarones picantes y una pizza de salchicha.

"Intentaré escribir una receta que pueda atraerte para que pruebes. Y, en última instancia, de eso se trata: tratar de mantener vivas las habilidades culinarias ", dijo.

Oliver has become a household name for promoting sustainable and healthy foods since starring in BBC’s “The Naked Chef,” in which he stripped food down to its essentials, using simple ingredients and techniques. He later became familiar to North American audiences with Food Network shows like “Jamie at Home.”

In “7 Ways,” Oliver has capped the number of ingredients home cooks need for each dish at eight, and tried new ideas, informed by many consumers who said they were stuck in food ruts.

“I’m trying to represent different cooking methods, different costs and different color, different flavor profiles,” he said. “One of my jobs in this book was to try and help celebrate the ingredient, but break the monotony of the same old dish every week.”

The data showed some interesting things, like that sweet potato and avocado were more popular than initially thought. More avocados were sold in the UK than oranges last year, and Oliver does more than slice them into a salad: He makes an avocado hollandaise, an avocado tempura, and bakes avocados with shrimp.

He also tackles a notoriously difficult vegetable — the eggplant, or aubergine in Britain. It takes center stage as one of the 18 heroes, alongside beef and chicken.

“We kind of worked out what to do with potatoes in lots of wonderful ways. We never really found out what the bloody hell to do with aubergines,” he said. “What I tried to do in that chapter is look at how you can cook them so the skin is crispy and the flesh is creamy, how you can steam them or use them in a ragu or use it to layer up beautiful things.”

One thing that Oliver has gradually warmed up to is including some pre-made ingredients, like jarred pesto or curry paste, and sometimes leaning on frozen vegetables.

“I never would’ve done it seven years ago. I’ve had to get over myself,” he said, laughing. “There’s a bit of ego in cooking as well. I try and control mine.”

Oliver is a realist. “I wish I lived in a world where everyone had the time to make their own paste,” he said. Then added: “You know, frozen peas are way better than fresh peas nine times out of 10.”

Mark Kennedy is at http://twitter.com/KennedyTwits

Copyright © 2021 The Associated Press. Reservados todos los derechos. This material may not be published, broadcast, written or redistributed.


British chef Jamie Oliver releases his new cookbook

Jamie Oliver knows one of the biggest obstacles home cooks face isn't the drudgery of shopping, the chore of chopping or the mess of washing up. Its delivery apps.

What he calls the Uber-ization of the food industry has led to tired families just ordering dinner for delivery or pickup. "It&rsquos never been easier to fix that urge for food at the click of a button,&rdquo he said.

Oliver is hoping to inspire home cooks with his 24th book, "7 Ways,&rdquo which he calls his most reader-focused cookbook yet. He promises maximum flavor for minimum effort.

"If I can write a recipe that&rsquos delicious and gives you lots of choice and excitement and I know you&rsquove probably got the ingredients in your fridge already, that has to be pretty powerful,&rdquo the English chef said.

The book comes during a global pandemic, and Oliver hopes it offers beleaguered home cooks more options. He notes that sales of cooking utensils and baking products have soared.

"If you cook from scratch yourself, the chances of you saving money is huge,&rdquo he said. "Even cheap takeaways are pretty expensive when you&rsquore buying it for four people."

To write the book, Oliver pored over reams of data to find the 3,000 most common food items. He boiled down the list to 18 key - or hero - ingredients, including chicken breast, salmon, shrimp and potatoes.

He then developed seven new recipes to highlight each of the 18 heroes. For the salmon, there's tacos and a po' boy. For eggs, he's got an Indian-inspired frittata and eggy crumpets. For mushrooms, there's a risotto, a soup and a beef stir-fry.

Jamie Oliver appears at the Gusto launch event at the TIFF Bell Lightbox in Toronto, Canada. File/AP

He also looked at the most popular takeout dishes and tried to replicate their taste. He calls them "fakeaways&rdquo and there's dozens of recipes.

"I&rsquoll try and write a recipe that can lure you into having a go. And ultimately, that&rsquos what it&rsquos all about: trying to keep cooking skills alive,&rdquo he said.

Oliver has become a household name for promoting sustainable and healthy foods since starring in BBC&rsquos "The Naked Chef,&rdquo in which he stripped food down to its essentials, using simple ingredients and techniques. He later became familiar to North American audiences with Food Network shows like "Jamie at Home.&rdquo

In "7 Ways,&rdquo Oliver has capped the number of ingredients home cooks need for each dish at eight, and tried new ideas, informed by many consumers who said they were stuck in food ruts.

"I&rsquom trying to represent different cooking methods, different costs and different color, different flavor profiles,&rdquo he said. "One of my jobs in this book was to try and help celebrate the ingredient, but break the monotony of the same old dish every week.&rdquo

The data showed some interesting things, like that sweet potato and avocado were more popular than initially thought. More avocados were sold in the UK than oranges last year, and Oliver does more than slice them into a salad: He makes an avocado hollandaise, an avocado tempura, and bakes avocados with shrimp.

He also tackles a notoriously difficult vegetable - the eggplant, or aubergine in Britain. It takes center stage as one of the 18 heroes, alongside beef and chicken.

"We kind of worked out what to do with potatoes in lots of wonderful ways. We never really found out what the bloody hell to do with aubergines,&rdquo he said. "What I tried to do in that chapter is look at how you can cook them so the skin is crispy and the flesh is creamy, how you can steam them or use them in a ragu or use it to layer up beautiful things.&rdquo

One thing that Oliver has gradually warmed up to is including some pre-made ingredients, like jarred pesto or curry paste, and sometimes leaning on frozen vegetables.

"I never would&rsquove done it seven years ago. I&rsquove had to get over myself,&rdquo he said, laughing. "There&rsquos a bit of ego in cooking as well. I try and control mine.&rdquo

Oliver is a realist. "I wish I lived in a world where everyone had the time to make their own paste,&rdquo he said. Then added: "You know, frozen peas are way better than fresh peas nine times out of 10.&rdquo


Austrian torn, fluffy pancake

A month ago, I made kaiserschmarrn, a shredded pancake, for my kids for a weekend breakfast at the suggestion of my neighbor (coincidentally the partner of the neighbor who challenged me to make dutch apple pie, and thus definitely someone with good taste). It was, as predicted, delicious, and as it’s the year 2019, I posted a photo of it on Instagram Stories in the moments before my children demolished it. It was only then, through an avalanche of DMs, that I learned how deeply beloved it is.



Here’s a small sampling of responses:
“You made Kaiserschmarrn. & # 8221
“This is Austrian!” “This is German!” “This is Czech!” “We make this in Hungary!”
“Looks spot on, just like the ones I had in Salzburg many years ago!”
“We eat this for dessert!”
“This is Christmas breakfast every year with tart jam and pureed plums!”
“We call this Emporer’s Mess.” [Apparently Franz Joseph I was very fond of it.]
“Besides apple strudel, traditional Kaiserschmarrn is one of the most famous and iconic Austrian dishes.”
“If you order it at any Austrian restaurant, it’s almost guaranteed to come with stewed plums (zwetschkenröster) and/or applesauce.”
“It’s best when cooked in butterschmalz [clarified butter or ghee].”
“I hope you skipped the rum soaked raisins — yuck.” But also: “You forgot the rum-soaked raisins!” [I didn’t but found them distracting.]
“Tip: Kaiserschmarrn is perfect when it’s still a bit creamy inside.”

To try it is to understand why. The batter is simple, close to that of a crepe or dutch baby, but you whip the egg whites separately and fold them in at the end, resulting in a puffy butter-fried mega-pancake. But wait, there’s more! You then shred, tear, or chop it into bite-sized pieces and continue to fry it until each is a glorious golden-edged, custardy-centered nugget. It’s finished with a drift of powdered sugar and served with tart fruit compote (I tried my hand at plum below) or applesauce and is a dream of a weekend breakfast. It could also be dessert. It could also be lunch, which is how my neighbor has been enjoying it. Mostly, I love the way it seems simple but feels a bit festive, just like I hope all of our weekends ahead are.

Previamente

Austrian Shredded Pancake (Kaiserschmarrn)

  • Porciones: 2 as a main or 4 as part of a spread
  • Tiempo: 25 minutos
  • Fuente: Smitten Kitchen
  • 1/2 cup (75 grams) raisins (optional)
  • 2 tablespoons (30 ml) fruit juice or rum (only if using raisins)
  • 4 large eggs, separated
  • 2 tablespoons (25 grams) granulated sugar
  • 1/4 cucharadita de sal kosher
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 3/4 cup (100 grams) all-purpose flour
  • 1/2 cup (120 ml) milk, any kind
  • 2 to 3 tablespoons (30 to 40 grams) unsalted butter or ghee (clarified butter)
  • Azúcar en polvo
  • Jam, applesauce or another fruit sauce, or stewed plums/plum compote (recipe below) to serve

Make batter: In a large bowl, whisk together egg yolks, sugar, salt, and baking powder. Whisk in milk, then flour, whisking just until mostly smooth. (A few tiny lumps proved inconsequential.) Let rest for 10 minutes. Meanwhile, in a second (medium-large) bowl or the bowl of an electric stand mixer, beat egg whites until they hold firm peaks. Fold into egg yolk mixture, trying not to deflate the egg whites. Gently fold in raisins, if using.

Cook pancake: Heat a medium-large skillet (10″ to 12″) over medium heat. Add 2 tablespoons butter or ghee and let warm. Pour batter into pan and spread smooth. Cook for 3 to 4 minutes, lifting an edge to peek occasionally, until it’s a deep golden brown underneath reduce the heat if it’s browning very quickly. If you feel like you can pull off flipping it in one piece, go for it. I cannot and loosen the edges to slide it onto a large plate. With a potholder on each hand, invert empty frying pan over pancake and plate, grab both together tightly, and quickly flip the pancake back into the pan. Continue cooking until deeply golden underneath on the second side, about 3 minutes.

Shred/tear pancake: There are two ways to do this: You can use two forks or the edge of a sharp spatula to tear/chop the pancake into 1″ to 2″ pieces right in the skillet. However, I prefer to slide it back onto the plate I just used to flip the pancake and chop it there. This allows me to melt another tablespoon of butter in the pan for extra-buttery and lightly crisp edges in the final pancake. Return pancake shreds and any batter that has spilled out — it’s supposed to still be very runny in the center at this point — to the skillet and cook, stirring, until pancake shreds are mostly but not fully cooked through. A custardy center in each bite is ideal.

Servir: Scrape pancake shreds onto plate and sprinkle generously — and I mean generously — with powdered sugar. Serve with lemon wedges, jam, a fruit sauce (applesauce is a popular accompaniment), fresh berries or as shown, with stewed plums/plum compote (zwetschgenröster), directions below. Eat right away.


A microwavable egg-cooking cup

Growing up, this was the kitchen tool each of us kids coveted. The Micro Egg Microwave Egg Cooking Cup can make soft-boiled eggs in 30 seconds and hard-boiled eggs in 50 seconds. If you want to make an eggs Benedict quickly or just have a good standalone egg fast, this is pretty much as easy as it gets. It's dishwasher safe and extremely inexpensive, so you might want to stock up on a few in case your token one happens to be in the wash when you need it.